Tiroteo mortal en Las Vegas

El terror  y la tragedia ha regresado a Estados Unidos con un tiroteo en un festival al aire libre cerca de un casino de Las Vegas. Se estaba celebrando el “Route 91. Harvest” cuando un hombre comenzó a disparar indiscriminadamente a las 22.00 horas desde lo alto del Hotel Mandalay Bay. Aunque en un primer momento desde los hospitales hablaban de dos muertos y 20 heridos, el sheriff de la Policía Metropolitana de Las Vegas, Joe Lombardo, ha elevado las cifras al afirmar que al menos hay 50 muertos y más de 400 heridos, lo que lo convierte en el tiroteo más grave de la historia de EE.UU.

El sheriff Joe Lombardo dijo que la policía cree que se trata de un ataque del tipo “lobo solitario” y que no tenían información sobre los motivos de Paddock.

Una mujer que se pensaba estaba viajando con el sospechoso antes del ataque, Marilou Danley, ya fue localizada.

Las personas comenzaron a huir para intentar refugiarse, lo que provocó un estampida y como consecuencia hubo cientos de heridos.

Entre los muertos hay varios policías fuera de servicio que asistían al concierto, según Lombardo, y se teme que entre los heridos haya más agentes, porque habían ido en grupo. El recuento de víctimas mortales, el cual la policía enfatizó que era preliminar y provisional, convertiría al ataque en el tiroteo en masa más sangriento de la historia estadounidense, superando a la masacre de 49 personas en una discoteca en Orlando el año pasado.

Videos en las redes sociales muestran a cientos de personas huyendo del lugar, y se puede oír un prolongado intercambio de fuego de armas automáticas.

Los testigos afirman que escucharon cientos de tiros.

La actuación de Jason Aldean se detuvo después de los primeros tiros y acto seguido la gente empezó a huir presa del pánico o a tirarse en el suelo en busca de protección. El cantante se expresó a través de su cuenta de Instagram: “Esta noche fue más que horripilante“.

Al lugar acudieron inmediatamente decenas de coches policiales, a los que se sumó un equipo de agentes especiales de acción rápida (SWAT) para dar con el autor del ataque. Los heridos fueron trasladados al University Medical Center y el Sunrise Hospital Medical Center.

El supuesto autor del tiroteo es Stephen Paddock, hombre blanco, de 64 años, de Nevada. Antes de su captura se suicidó, según indicó el sheriff de Las Vegas, Joe Lombardo.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha condenado la masacre y ha expresado sus condolencias a las víctimas. “Mis más cálidas condolencias y compasión para las víctimas y familiares del terrible tiroteo en Las Vegas. ¡Dios los bendiga!”, escribió en su cuenta de Twitter.

Prensa National Report

Deja un comentario