Taylor Swift se ríe de ella misma en el vídeo de ‘Look What You Made Me Do’

 Taylor Swift nos ha demostrado que es de armas tomar. En una clara parodia a las declaraciones de Kim Kardashian, que la comparaba con el reptil; Taylor ha vuelto con Look What You Made Me Do, una canción que habla del karma y de todos los que se han aprovechado de ella o la han criticado.

Es realmente un hecho que no nos gustaría ser enemigo de la cantante mientras se transforma en muerto viviente (en un claro homenaje al Thriller de Michael Jackson), hace estallar un vaso con un bate o ensaya su cara más cínica-agresiva sobre una moto. Y por supuesto no ha olvidado todas sus polémicas por las que ha sido criticada: no puede faltar el atraco a una sede de streaming, haciendo referencia a su guerra con Spotify; o dirigiendo a un grupo de chicas como una dictadora, por todas las veces que la han acusado de manipular a su ‘squad’.

¡Ojo, hay que llegar hasta el final para ver a toda una colección de ‘viejas Taylor Swift’, representantes de distintas etapas de la vida de la diva, que pronuncia al final un: “Me gustaría quedar excluida de esto”. Por cierto, ¿simula ser Katy Perry cuando se recuesta en un deportivo?

Aplaudimos el riesgo que ha tomado Taylor Swift sacando está canción electroclash, de estribillo recitado, agresiva, oscura y mecánica, inspirada sorprendentemente en Peaches y en el gran ‘I’m Too Sexy’ de Right Said Fred. Pero si esto es todo lo que Kimye (porque claramente la canción está dirigida a ellos, más que a los medios) le “han hecho hacer”, Swift quizá debería replantearse saquear otras canciones o vengarse de otras personas, porque la dichosa pelea sobre ‘Famous’ duró más tiempo siendo interesante de lo que lo está haciendo esta canción en mi reproductor. De momento lo mejor de ‘Look What You Made Me Do’ es que haya inspirado una oleada de memes.

Prensa National Report