Selena Gomez se sincera sobre su época en Disney

Selena Gomez concedió una entrevista a la revista Business of Fashion donde admite estar agradecida porque siempre le pareció un regalo actuar delante de cientos de personas, pero esta época Disney también le trajo muy malos momentos: “Recuerdo sentirme realmente violada cuando era más joven, incluso al estar en la playa. Tenía quizá 15 o 16 años y la gente me hacía fotos”, y añade: “…sentía que era muy raro porque yo era una chica joven y ellos eran hombres adultos (en referencia a los fotógrafos)”.

Selena añade cómo se sintió cuando cumplió los 18 años y su físico empezó a ser más importante que su trabajo: “Ahí es cuando mi pasión empezó realmente a alejarse cada vez más. Y eso me asustó”.

Gomez, habla de los sacrificios que han tenido que hacer, consecuencia de ser una de las voces más famosas de su generación y cómo esto ha influenciado en sus relaciones. “Es un camino muy solitario darte cuénta de dónde salen todas estas cosas. Y separarte de eso. Se vuelve una adicción, se vuelve un hábito, volver a entrenar a tu mente para que no vaya a estos lugares negativos cuando dices algo que está mal, cuando escuchas algo o representas a cierta cultura. Pero es solitario, tuve que perder a muchas personas en mi vida para llegar allí”, se sincera la cantante.

La estrella Disney comentó que sentía no tenía amigos, continuó diciendo “Tengo como tres buenos amigos a los que les puedo contar todo. Voy a cualquier lugar y estoy como, ‘Hey chicos, ¿cómo les va?’ Y se siente ver estar conectada con la gente, pero tener límites es muy importante. Tienes que tener a esas personas que te respetan, que quieren lo mejor para ti y que quieras lo mejor para ellos. Suena cursi, pero es difícil”.

 Selena se ha tomado varios descansos, mentales y físicos debido a la enfermedad que padece, pero por suerte ahora parece estar con más energía que nunca, triunfando con sus nuevos temas y con nueva pareja, el también cantante The Weeknd, e incluso un proyecto en cine, nada menos que con el mismísimo Woody Allen.

Prensa National Report

Deja un comentario