Rubén Blades se despide de los escenarios

El icono de la salsa, el panameño Rubén Blades hizo bailar a los cerca de 4.000 espectadores que se congregaron en el anexo del Estadio de Gran Canaria para despedir al cantante, que en su gira “Caminando, adiós y gracias” se baja de los escenarios tras más de 50 años de carrera musical.

El ganador de ocho premios Grammy Anglos, seis Grammy Latinos y compositor de más de 25 producciones discográficas, comenzó su presentación con “Pablo Pueblo” tema que compuso con 19 años y con el que encendió al público que ardió en contagioso ritmo durante horas.  Demostrando el talento que le dio la fama, también se lucieron sus músicos entregándose a la improvisación y a su fanaticada, dejando que se adueñara de la noche la naturalidad que les caracteriza y aquello de “la vida te da sorpresas”.

Entre los temas que acompañaron al compositor del barrio de San Felipe, hubo éxitos de cinco décadas de música, detalles de su vida y grandes trabajos como “Las calles”, “Decisiones”, “Caín”, “Buscando guayaba”, “El cantante”, “Maestra vida” o “Plantación adentro”, que fundieron al poeta de la salsa con los asistentes en un concierto de despedida en el que hubo espacio para algo de nostalgia en un compás de 4/4.

Entre sus planes está el dedicarse a otros proyectos, donde la salsa seguirá presente como condimento imprescindible de su vida con un próximo álbum con los brasileños Boca Livre, que se sumará al trabajo de boleros junto a los costarricenses Editus, una nueva línea de temas que incluyen rock, pop y reggae en varios idiomas, e incluso abre la posibilidad de postularse a la presidencia de su país.

Prensa National Report

Leave a Reply