McCartney, Nick Mason y Billy Brangg se movilizarán en contra del cierre de salas de música en Londres

El baterista de la banda Pink Floyd, Nick Mason, y el cantante Billy Bragg participarán en un acto ante el Parlamento británico para salvar las salas del concierto del país, teniendo el apoyo de Paul McCartney.

Cerca del 35% de las pequeñas salas musicales del país cerraron en la última década, debido al aburguesamiento de muchos barrios, altos alquileres, cambios en la industria musical o la creciente presión por parte de los vecinos.

“Cualquier banda o artista que quiera vivir de esto necesita ese escalafón bajo”, dijo Mason a la AFP, apoyando un proyecto de ley para frenar el declive.

“Las mejores bandas de ahora aprendieron el oficio en pequeñas salas. Aprendes todo, cosas técnicas, la teatralidad, y a relacionarte con la audiencia”, añadió.

Paul McCarteney, estrella de los Beatles, también se sumó a la campaña por medio de un comunicado, en donde aseguró que “si no apoyamos la música a ese nivel, entonces el futuro de la música en general corre peligro”.

El cantante del grupo punk Undertones, Feargal Sharkey, y la ganadora de Eurovisión en 1967, Sandie Shaw, estaban entre el centenar de personas que se manifestaron ante el Parlamento.

La industria musical británica genera 4.000 millones de libras anuales (5.400 millones de dólares, 4.500 de euros).

“Si eres un músico en estos días, las posibilidades de ganarte la vida y grabar discos son muy escasas, es muy difícil”, dijo Bragg a la AFP.

“Hay montones y montones de buenos músicos por ahí que están tratando de hallar espacios en este entorno hostil”.

“Aprendí en un sitio que se llamaba The Tunnel”, en el este de Londres. “Aprendí cómo ser Billy Bragg”, añadió.