Carlos Vives presentó ‘Vives’ un álbumlleno de historias y mensajes urgentes.

El colombiano Carlos Vives, lanzó en todo el mundo su nuevo álbum Vives con Sony Music, un trabajo que está lleno de historias y mensajes urgentes.

El número total de canciones que integran Vives, el más reciente disco del samario, es 18. Originalmente eran 17, pero surgió a última hora un homenaje a una comunidad que lo ha acogido durante su rol como entrenador en La Voz México, y dadas las catástrofes naturales que ha padecido ese país en los últimos meses, creyó que era el momento apropiado para emitir un comunicado sonoro lleno de solidaridad. La canción, que por cierto cierra el material, se llama Todos somos México y en ella el colombiano tiene el respaldo del talento de algunos integrantes de su equipo dentro del concurso televisivo.

La canción “Todo me gusta”, junto a la mexicana Thalía, es una de las canciones más sensuales del disco: “Es una canción alegre y sensual, una canción ritmo muy alegre y con Thalia siempre habíamos querido grabar y ella le ha dado un toque espectacular” contó el samario durante una entrevista de radio en Colombia.

Con “Los niños olvidados”, Vives también relata capítulos dolorosos que persisten en la realidad colombiana, como la muerte por desnutrición en regiones abandonadas, como el departamento de La Guajira.

“La canción la compuse a raíz de unas imágenes que vi en el noticiero en un acto que se llamaba Ceremonia de Mantas Negras. A Bogotá vinieron mamás de La Guajira y trajeron ataúdes pequeños con los nombres de cada uno de los niños muertos. Me impactó mucho ver como lloraban a esos niños y entendí que no los habíamos llorado”, comenta.

‘La mujer de la ventana’, es una canción en tono de protesta sobre la violencia contra la mujer, en vista de lo impactante que resultó para él conocer una fotografía que apareció en la primera página del diario popular Al Día en Santa Marta y que se hizo viral a través de las redes sociales de emisoras locales como Radio Galeón filial de la cadena Caracol.

La imagen, registrada por el reportero gráfico José López, mostraba a una mujer con el rostro y sus brazos ensangrentados luego de haber sido agredida por un hombre con un pico de botella dentro de una habitación en el segundo piso de una residencia en el mercado de la capital del Magdalena.

“Esa imagen refleja un problema local y mundial que persiste y que no cuenta con soluciones de fondo. Me impactó y por eso no dudé en producir la canción, pero no pensaba en demorarla tanto, sino que después se decidió que se incluiría en el disco nuevo y que también hará parte de una campaña que lideraré a través de Tras la Perla de la América”, dijo el cantautor en una de las sesiones en su estudio en Bogotá con invitados especiales en las que dio a conocer su nuevo repertorio antes de ser lanzado oficialmente.

Muchas canciones de Vives ya se conocen y han estado bien posicionadas en la radio comercial y en la atmósfera del consumo digital. La bicicleta, con Shakira; Déjame robarte un beso, con Sebastián Yatra; Al filo de tu amorEl orgullo de mi patria y, el más reciente, Pescaíto, cumplieron con la misión de abrirles espacio a las que vienen, que ya están disponible en todas las plataformas.

Con Vives, el artista exhibe que los patrones colombianos siguen teniendo nombre y apellido.

Prensa National Report

Los comentarios están cerrados.